Puertas de Cocina Sin Tiradores y con Tirador Integrado ¿Qué Opciones Hay?

Las puertas para muebles de cocina sin tirador y/o con tirador integrado suponen un paso más en la tendencia contemporánea de diseño y decoración de cocinas. Son un elemento con el que se mantiene una estética lineal y minimalista aportando un gran impacto visual al resultado final. Especialmente como contraste frente a lo que estamos acostumbrados.

Tirador Integrado

Puerta tirador integradoEste tipo de puertas deben permitir de alguna forma que sean abiertas, normalmente a través de rebajes o mecanizados en alguno de sus lados. En unos casos se trata se sencillas hendiduras entre la puerta y el mueble. En otros, algo más sofisticados y ergonómicos, en mecanizados que permiten agarrar la puerta desde el frente. Estos últimos pueden estar situados, en función de donde se encuentre la puerta, en la parte superior o inferior.

Estos muebles de cocinas sin tiradores son una evolución de lo que se conoce como perfil de gola. Muy de moda en pasadas décadas, y que vuelve a estarlo con un aire renovado.

Precio

Aunque pueda parecer lo contrario, decantarnos por puertas de cocina con tirador supone un ahorro en la mayoría de casos, y lo es a pesar del mayor coste de la puerta. La razón la encontramos en que no es necesario comprar tiradores, un complemento que en función de sus prestaciones puede encarecer de manera significativa una puerta.

Sistemas Push para cocinas sin tiradores

puertas sin tirador pushOtra opción para conseguir unas puertas sin tiradores es la de utilizar sistemas push. Este tipo de sistemas utilizan combinaciones de retenes y bisagras sensibles a la presión. Con ello se consigue que tras pulsar ligeramente sobre la puerta esta se abre.

Este sistema ha evolucionado y se pueden encontrar opciones donde un sensor detecta la presión, por leve que sea, y un sistema mecánico abre la puerta.

Ventajas e inconvenientes de las puertas sin tiradores

cocinas sin tiradoresUna de las grandes ventajas que ofrece este tipo puertas, más allá de las estéticas, es la facilidad de limpieza, sin ningún tipo de rincón o ángulo de difícil acceso. Desde luego algo de agradecer en una cocina.

Por otro lado, las marcas de huellas, especialmente en los sistemas push, son un inconveniente. En  estos casos sería interesante decantarnos por materiales con propiedades antihuellas.

Las cocinas sin tiradores en las puertas y con diseño excesivamente minimalista puede dar una apariencia muy impersonal. Sin embargo, en una situación como esta unos bonitos tiradores de puerta de cocina pueden aportar una nota de color.

Los puertas con tiradores integrados o con gola pueden resultar incómodos para algunas personas, especialmente para aquellas que sufren algún tipo de limitación física o movilidad reducida.

En los sistemas push, son recomendables los herrajes con freno, especialmente en la bisagras, con el fin de evitar golpes. La instalación de este tipo de sistemas supone un coste adicional. Este puede ser relativamente elevado en sistemas electrónicos o mucho más económicos si hablamos de un juego de topes y bisagras.

Si quieres más información sobre estos sistemas de aperturas de puertas no dudes en contactar con nosotros.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *