diferencias suelos laminados y vinilicos

Laminado Vs. Vinílico: Características, Similitudes y Diferencias

En cualquier obra, ya sea reforma o nueva construcción, la elección de suelo o pavimento es una decisión de gran importancia. Tiene implicaciones no solo estéticas, también en cuanto a precio, durabilidad, tiempo dedicado a limpieza y mantenimiento, etc.

Los suelos laminados y los vinílicos son dos de las opciones más valoradas y demandas por los clientes durante los últimos años. Sin embargo no siempre se tienen claras las diferencias, similitudes e inconvenientes de ambos tipos de suelos

Suelos Laminados: Definición, Ventajas y Desventajas

Los suelos laminados son un tipo de revestimiento para pavimentos compuesto por varias capas, siendo la principal un tablero de fibras de madera de alta densidad. Además tiene una capa plástica externa (overlay) que protege el conjunto, luego un papel melamínico impreso con el diseño, y bajo el tablero de fibras una ultima capa que le da estabilidad al conjunto.

Cada una de las piezas o lamas viene mecanizada para unirse con otras hasta abarcar toda la superficie.

Ventajas:

  • Enorme variedad de diseños. No solo maderas, también imitando baldosas, piedras, etc. Además en las gamas altas encontramos diseños muy realistas donde no solo se consigue una perfecta imitación visual, también se imitan texturas.
  • Pisada muy cómoda.
  • Calidez
  • Excelente relación calidad/precio.

Desventajas:

  • Resistencia limitada a la humedad. Incluso en aquellos suelos laminados aptos para cocinas baños hay que tener un especial cuidado.
  • Resistencia limitada a impactos. Un tablero de alta densidad puede recibir golpes sin marcarse, sin embargo esto tiene límites. La resistencia al impacto no es la misma que puede ofrecer el cemento o una baldosa.

Suelos Vinílicos: Características, Ventajas e Inconvenientes

Existen diferentes tipos de suelos vinílicos: en rollo, en lamas, autoadhesivos o flotantes. El tipo con el que vamos a hacer la comparación es el que tiene más que ver con el suelo laminado, es decir, en lamas y con sistema de clic para realizar instalaciones flotantes. Este tipo de suelo vinílico es conocido en zonas de habla inglesa como Luxury Vinyl Flooring.

Este tipo de suelo esta compuesto por materiales plásticos, en algunas ocasiones combinado con fibras de madera (WPC) y últimamente con polvo de piedra caliza (SPC).

Ventajas:

  • Calidez. Esta es una ventaja muy conocida de la madera, que para sorpresa de muchos también ofrecen los suelos de vinilo.
  • Gran variedad de diseños.
  • 100% resistente a la humedad. Gracias a ello puede utilizarse en baños y cocinas sin problemas. Lo cual no quiere decir que sean aptos para exteriores.

Desventajas:

  • Decoloración. La exposición a la luz solar directa de manera continua decolora las lamas de suelo vinílico. Es un problema que se ha venido reduciendo gracias a la utilización de componentes que ofrecen barreras frete a la radiación UV, sin embargo no ha desaparecido del todo.
  • Resistencia limitada al calor.
  • Algunos tipos no son aptos para calefacción radiante.

Similitudes entre los Suelos de Vinilo y Los Laminados

La instalación es flotante, es decir, no se fija mediante adhesivos, clavos o tornillos al suelo preexistente. Esto tiene varias explicaciones:

  • No es necesario realizar obras, ya que se puede instalar sobre otros tipos pavimentos siempre y cuando estén bien nivelados y existen grandes irregularidades.
  • Instalación rápida y sencilla. Incluso podría realizarla una persona con cierta habilidad para el bricolaje.
  • Es necesario utilizar una base aislante entre nuestro nuevo suelo y el anterior. Esta base cumple una serie de funciones como son atenuar las pequeñas irregularidades que pueda tener el pavimento preexistente, evitar el paso de la humedad desde el subsuelo, amortiguar el sonido de la pisada…
  • Una vez se ha llegado al fin de su vida útil, o si queremos realizar un cambio de estilo, el hecho de que no estuviera fijado reduce y simplifica muchísimo la sustitución y su coste.

Mantenimiento. Ambos tipos de revestimiento para pavimentos son muy fáciles de mantener y cuidar. Barrer y pasar la aspiradora habitualmente, y fregar periódicamente. En este sentido quizás haya que tener algo más de cuidado con el laminado.

Reparaciones. No se pueden realizar reparaciones más allá de disimular algún pequeño arañazo. Si se rompiera alguna pieza o lama habría que sustituirla por una nueva.

Diferencias

Diseños. Ambos materiales ofrecen una amplia gama de diseños y un realismo creciente. Sin embargo las posibilidades en este sentido son superiores a día de hoy con los suelos laminados, tanto en realismo con en calidad general del diseño.

Juntas de dilatación. Todos los materiales sufren contracciones y dilataciones frente a los cambios ambientales, principalmente temperatura y humedad. Por tanto debemos respetar estas distancias o separaciones tal y como indican los fabricantes.

La diferencia radica en que la madera, y por tanto los suelos laminados, dilatan más que otros materiales. Lo cual significa que en una instalación de suelo laminado las juntas de dilatación tiene una especial relevancia y que serán necesarias cada menos metros de lo que puede requerirlo un suelo vinílico.

Resistencia a la humedad. En este sentido existe un claro ganador, los suelos vinílicos.

Resistencia a la abrasión. Los suelos vinílicos están también por encima en este sentido, aunque no tanto como pueda parecer. Hoy en día la mayoría de laminados de calidad ofrecen una resistencia AC5-AC6, mientras que es estándar de la industria en los vinílicos es el AC6. En ambos casos es más que suficiente para su uso en ámbitos domésticos y incluso comerciales.

Precio. Los suelos laminados tienen un precio inferior a los vinílicos de este tipo, aunque esta diferencia lleva años menguando. En ambos casos estamos ante precios muy competitivos.

Durabilidad. Ambas opciones han ido mejorando con el paso de los años, hasta el punto de que muchos fabricantes hablan de décadas respecto a las garantías. Sin embargo el vinilo tiene un mayor vida útil.

La madera es un material 100% renovable. Por tanto los laminados son un producto más ecológico y respetuoso con el medio ambiente. Además el proceso de fabricación requiere de un menor consumo de energía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *